Las cosas más innovadoras que suceden con silla de visita

image

CÓMO ELEGIR SILLAS CÓMODAS PARA TU OFICINA

¿Te has planteado alguna vez cómo elegir sillas cómodas para tu oficina? Tomar la iniciativa de comprar sillas para tu trabajo tiene que y debe ser tan importante como comprar un sofá o un colchón para tu casa, por ello, la silla que utilices hará que termines tu jornada laboral con un dolor y sabemos que no siempre es fácil conseguir una buena postura, pero sí una silla de oficina cómoda, por ello hoy vamos a destinar este post a enseñaros las claves para saber elegir sillas cómodas para tu trabajo.

5 tips de las sillas cómodas

1. Una óptima base, es decir, unas ruedas que posibiliten un desplazamiento sencillo y suave en sus cinco puntos de apoyo, teniendo en cuenta el tipo de rueda en función de suelo de nuestra oficina.

2. Un asiento regulable a nuestra altura para que nuestra zona lumbar no sufra y no tengamos que forzar nuestros músculos. Ten en cuenta también que el tamaño sea adecuadamente grande para que puedas sentarte de manera holgada y sin presión.

3. El respaldo en este caso es el número 1 en la escala de prioridades para escoger una silla de oficina cómoda, ya que debe proporcionar apoyo a la espalda y además ajustarse a ella, regulando su fijación y firmeza para no comprimir nuestra columna vertebral y asegurarnos a su vez de que tenga una altura que cubra la espalda al completo.

4. Para disminuir la tensión de la espalda y los brazos tras las largas horas de trabajo, no nos podemos olvidar de los reposabrazos y su importancia para que una silla sea cómoda. Estos deben estar a una altura que dejen la incorporación en la mesa y a una distancia que no compriman nuestro cuerpo, formando un ángulo de noventa grados y asegurándonos de que sean resistentes al apoyarnos.

5. Escoger una silla hecha de materiales que ayuden a la transpiración y que sean fáciles de limpiar, mejorando la adaptación de la espalda y haciendo la silla más ligera, respetando siempre los principios ergonómicos.

MEJORA TU SALUD CON UNA SILLA DE OFICINA CÓMODA

Recuerda que las sillas cómodas no pueden realizar el trabajo por sí solas, es fundamental que mantengas una buena postura y unos hábitos correctos a la hora de sentarte. La silla tiene que adaptarse a ti y a tu cuerpo y debes asegurarte de que esté en la posición perfecta cada vez que vayas a usarla, pero tú debes saber que ninguna silla es mágica y por lo tanto no hará todo el trabajo por ti.

Olvídate de las malas costumbres y recuerda aquella expresión que tanto oías de pequeño cuando te sentabas a comer y que todos tenemos grabada a fuego con la voz de nuestra mamá: “haz el favor y siéntate bien. Así que antes de elegir sillas cómodas para tu oficina, tómate tu tiempo, busca correctamente y compara los modelos en función de tus prioridades y cerciórate siempre de que es lo más ergonómica posible y así, te aseguramos que hallarás las más adecuadas para la oficina.

¿Ha llegado la hora de adquirir o renovar las sillas de oficina? ¿Te sientes perdido y confuso y no sabes por dónde iniciar o cuáles son los factores que debes tener en cuenta? Desde TuOficina te invitamos seguir leyendo este artículo. Te vamos a dar el empujón y un par de consejos que necesitas para conocer cómo escoger correctamente tus sillas de oficina.

3 factores que debes tener en cuenta al renovar la sillería

·Tipo de espacio que vas a equipar

Desde luego, no es lo mismo que busques sillas para surtir una sala de espera que una zona de puestos operativos.

El perfil de sillas, de mecanismos y su diseño va a ser muy diferente, ya que su eficiencia variará dependiendo del área que se vaya a equipar.

·Intensidad y frecuencia de uso

En parte vendrá establecido por lo anterior, ya que no todas las sillas se utilizan la misma cantidad sillas de escritorio de tiempo. Por ejemplo, una silla en la sala de espera se usa menos que una silla operativa y, una silla de formación se utiliza de forma intermitente. Pero también con menos frecuencia que una operativa. Sin embargo, es una silla que va a ser usada por distintas personas. Debe estar preparada para que se pueda mover con frecuencia.

Por tanto, el tipo de materiales, los mecanismos, los acabados e inclusive el diseño serán muy diferentes.

Cada empresa y cada usuario debe valorar su caso particular.

·Durabilidad previsible de la silla

Lo deseable es que la silla esté preparada para que su durabilidad sea la máxima posible. Y eso, en parte, dependerá del tipo de materiales con los que se hayan fabricado y de sus acabados.

Nos gustaría hacer hincapié en las sillas de oficina operativas y de dirección. Y es que hay que tener un especial cuidado a la hora de escogerla y fijarnos bien en otras partes.

3 aspectos fundamentales de las sillas de oficina

1. Asiento. Es importante que esta parte de la silla sea mullida pero sin llegar a ser demasiado blanda, ya que eso pondría en riesgo el bienestar de nuestra espalda.

2. Respaldo. Es importante que el respaldo sea regulable y que sea suficientemente ancho, ya que no sería apropiado que la espalda del usuario sobresaliese del respaldo.

3. Descansabrazos. En la mayoría de los casos diríamos que resulta inapropiado que una silla de oficina no incorpore reposabrazos. Es necesario que el trabajador apoye los antebrazos en ellos. Lo ideal es que incluso pueda hacerlo mientras escribe. De esta forma se reduce la tensión de los brazos.

Hay otros mecanismos a los que igualmente debes prestar atención Son: regulación en altura, sincro, similar, inclinación positiva y negativa, regulación en profundidad etc…¿Qué te parecen estos aspectos? ¿Crees que podrán servirte de utilidad a la hora de comprar tus nuevas sillas de oficina?