10 razones innegables que las personas odian spinning santa

image

Todo lo que debes conocer sobre el spinning

Si te has pasado por el gimnasio, es muy probable que te hayas hallado con cierta clase de spinning. Este spinning san pedro nuevo deporte, muy de moda últimamente, se hace sobre una bicicleta estática y te ayuda a derrochar calorias y tonificar músculos mientras pasas un rato divertido y, generalmente, en compañía. De esta manera es el spinning.

El spinning o indoor-cycling es uno de los ejercicios aeróbicos idóneos para empezar a ponerte en forma. Descubre con MENzig. fit por qué el spinning se adapta a las necesidades de cada persona, cuáles son sus beneficios y qué consejos debes seguir para practicar spinning de forma correcta.

Spinning: ¿qué es?

El spinning es un ejercicio aeróbico que se basa en pedalear sobre una bicicleta en intervalos de distinta intensidad. Suele practicarse en clases grupales con monitor, donde la música es un ingrediente fundamental del ejercicio, y sirve para quemar calorías y al tiempo que tonifica los músculos, principalmente los de las caderas y las piernas.

El spinning surgió a finales de los años 80 en Estados Unidos, cuando el ciclista de origen sudafricano Johnny Goldberg, más conocido como Johnny G, entrenaba para competir en una carrera por todo el país. Johnny G inventó una bicicleta a la que llamó sprinter, y que hoy se conoce como bicicleta de spinning, para poder ejercitarse en casa por las noches. Poco a poco fue organizando sesiones con conocidos y de esta forma fue como el spinning se hizo popular primero en la Costa Oeste, y más tarde en el resto del mundo.

Beneficios de practicar spinning

La popularidad de las clases de spinning en gimnasios y centros de deporte es debido a a varias razones:

-El spinning se adapta a las necesidades individuales, pues cada usuario puede modificar la frecuencia y la resistencia del pedaleo.

-Suele ser una actividad divertida.

-Y tiene numerosos beneficios físicos y emocionales.

Algunos de los principales beneficios de hacer spinning son:

-La pérdida de peso, ya que en una sola sesión de spinning, que normalmente dura 45 minutos, puedes quemar más de 500 calorías.

-Combate la celulitis y las varices.

- Fortalece el corazón y mejora la tensión arterial.

Disminuye el estrés.

-Te ayuda a socializar.

-Si la postura es correcta, ejercita un extenso número de músculos: piernas, glúteos, abdominales, brazos, cuello...

-Mejora tu forma física general: ganas flexibilidad, fuerza, resistencia.

Sin embargo, la práctica de spinning también puede provocar dolores y lesiones si no se ejecuta de manera correcta. Para eso, es fundamental mantener una postura adecuada.

Consejos para practicar spinning sin riesgos

Las bicicletas de spinning (que se diferencian de las estáticas en que incorporan un disco de inercia que sigue moviéndose a pesar de que dejemos de pedalear) permiten ajustar el sillín y el manillar a nuestras características físicas.

Para evitar dolores y lesiones de espalda, cuello o brazos tras una sesión de spinning, debes utilizar las siguientes recomendaciones:

-Coloca el sillín a la altura de tus caderas y paralelo al suelo.

-Comprueba que cuando bajas al máximo el pie sobre el pedal, la rodilla sigue flexionada.

-Coloca el manillar a la misma altura que el sillín.

-Dirige la vista al frente.

-Relaja hombros y sujeta el manillar con suavidad, no dejes caer todo tu peso sobre él.

Asimismo, si es la primera vez que practicas spinning, intenta no hacer un sobreesfuerzo. Exigirle a tu cuerpo más de lo que puede dar puede ocasionar, al igual que una mala postura sobre la bicicleta, dolor en las articulaciones, lumbalgia, molestias cervicales, dolor de espalda o síndrome del túnel carpiano.

Por otra parte, para hacer spinning es recomendable vestir ropa transpirable (se suda bastante), unas mallas con refuerzo para evitar rozaduras con el asiento y unas zapatillas cómodas que no tengan suela blanda (las zapatillas de correr son una buena opción). Como se trata de un ejercicio aeróbico que tiene tramos de alta intensidad, no olvides un monitor de frecuencia cardiaca para asegurarte de que todo va bien.

Sesión de spinning en casa

Sólo necesitas una bicicleta de spinning y buena música para acoplar tu propia sesión de indoor-cycling en casa.

Los pasos de cualquiera rutina de spinning son sencillos: inicia pedaleando a baja intensidad para calentar; pasados unos minutos incrementa la intensidad y la robustez de los pedales; levántate del asiento unos segundos de vez en cuando, tal vez cuando la música sea más enérgica; y termina el ejercicio reduciendo de nuevo la intensidad para acabar con un suave paseo.

En casa o en el gimnasio, apúntate al spinning para ponerte en forma y perder peso.